This web site was copied prior to January 20, 2005. It is now a Federal record managed by the National Archives and Records Administration. External links, forms, and search boxes may not function within this collection. Learn more.   [hide]


Esta es la versión en línea de Novedades en Salud de NIH, información de salud para el consumidor basada en la investigación de los Institutos Nacionales de la Salud
Esta es la versión en línea de Novedades en Salud de NIH, información de salud para el consumidor basada en la investigación de los Institutos Nacionales de la Salud
Esta es la versión en línea de Novedades en Salud de NIH, información de salud para el consumidor basada en la investigación de los Institutos Nacionales de la Salud

Portada

Síntomas de la depresión

Los síntomas varían de persona a persona y con el transcurso del tiempo. No todas las personas que están deprimidas tendrán todos los síntomas. Algunas personas tienen unos pocos, y otras tienen muchos.

Estado de ánimo triste, ansioso o sentimiento de "vacío" persistente
Sentimientos de desesperanza, pesimismo
Sentimientos de culpa, de que nada vale la pena, de impotencia
Pérdida de interés o placer en las aficiones y las actividades que antes disfrutaba, incluido el sexo
Energía reducida, fatiga
Dificultad para concentrarse, recordar y tomar decisiones
Insomnio, despertar a la madrugada, o quedarse dormido
Pérdida de apetito y/o de peso, o alimentación excesiva y aumento de peso
Pensamientos suicidas o pensar en la muerte, intento de suicidio
Agitación, irritabilidad
Síntomas físicos persistentes que no responden al tratamiento, como cefaleas, trastornos digestivos y dolor crónico

Fuente: Instituto Nacional de Salud Mental

 

Dónde obtener ayuda

Los médicos de familia
Los especialistas en salud mental, como psiquiatras, psicólogos, asistentes sociales o consejeros de salud mental
Las organizaciones para el mantenimiento de la salud
Centros comunitarios de salud mental
Los departamentos de psiquiatría del hospital y los consultorios de atención ambulatoria
La universidad -o escuela de medicina- y los programas afiliados
Los consultorios de atención ambulatoria del hospital del Estado
Servicios para la familia, organismos sociales o la iglesia
Los consultorios médicos y los establecimientos privados de salud
Los programas de asistencia para empleados
Las sociedades locales médicas y/o psiquiátricas

Fuente: Instituto Nacional de Salud Mental

Los efectos generalizados de la depresión
por Mary Sullivan

La depresión es una de las principales causas de discapacidad en todo el mundo. El siguiente es un comunicado del Instituto Nacional de la Salud Mental (NIHM) –parte de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH)–, el componente del gobierno federal que estudia la depresión y las enfermedades mentales de otro tipo.

Usted probablemente sabe que la depresión es un trastorno médico que afecta sobre todo al cerebro. Sus síntomas incluyen un persistente estado de ánimo triste, ansioso o sentimiento de "vacío", con sentimientos de desesperanza, pesimismo y de que nada vale la pena, y una pérdida de interés en las aficiones y las actividades que antes disfrutaba. El recuadro, titulado los "Síntomas de la Depresión", contiene una descripción más completa de los mismos.

Pero según el Dr. Husseini Manji, Director del Laboratorio de Fisiopatología del NIMH, los síntomas psicológicos de una depresión son precisamente la "punta del iceberg". Dado que el cerebro es el "centro de control” del cuerpo, los efectos de la propagación de la depresión en todo el cuerpo, a menudo dan como resultado la aparición de problemas con el sueño, apetito, nivel de energía, la motivación, memoria y concentración. La realización de las actividades diarias puede ser un reto enorme para las personas que están deprimidas.

Una enfermedad devastadora

"La depresión debe reconocerse como una enfermedad devastadora", explica el Dr. Manji. La depresión "puede ocurrir junto con otras enfermedades, pero por sí misma es un trastorno médico muy real".

La investigación indica que la depresión aumenta el riesgo de muerte para las personas de todas las edades. Para aquellos con otras enfermedades como la diabetes de tipo II y ciertas infecciones, la depresión puede empeorar sus síntomas. Las personas de edad con depresión quizá se encuentren en mayor peligro de padecer la enfermedad de Alzheimer, y la depresión puede aumentar las perspectivas de ser admitidos en un hogar para convalecientes.

Nadie sabe con precisión el impacto de la depresión aunque se ha calculado que unos 20 millones de estadounidenses de todas las edades sufren de depresión. Aunque las mujeres y las personas mayores parecen tener tasas mayores de depresión, la depresión puede afectar a cualquier persona en cualquier momento. Quienes han experimentado recientemente un caso traumático, como un divorcio, la pérdida de trabajos o la muerte súbita de una persona querida, quizás tengan un mayor riesgo.

Más allá de estar muy estresado

El Dr. Manji recalca que la depresión no es una falla del carácter, ni de la fuerza de voluntad o un signo de debilidad emocional. "Usted sencillamente no puede hacer que la depresión desaparezca", dice.

Las personas con "una alta carga de estrés" pueden pensar que su situación actual es su culpa, pero un caso prolongado de tristeza interfiere con su funcionamiento normal, lo que es generalmente el resultado de un desajuste químico en el cerebro, explica.

Por eso el tratamiento es tan importante, y cuanto antes mejor es. Hay una variedad de tratamientos que funcionan, incluidos los medicamentos y la psicoterapia. Los investigadores de NIMH y otros, están constantemente considerando nuevas maneras de tratar y prevenir la depresión.

Si usted piensa que quizá esté deprimido, busque ayuda profesional (ver "Dónde obtener ayuda"). Para aprender maneras de hacer frente a la depresión y para ayudarle a sentirse mejor (ver "Consejos sabios…"). No deje que la depresión lo mantenga abatido.

—un informe de Novedades en Salud, abril de 2003

Para más información sobre depresión, ver el folleto de NIMH sobre el tema en: http://www.nimh.nih.gov/publist/sp_023561.cfm

Usted puede encontrar información para ordenar este folleto y otras publicaciones en español de NIMH en: http://infocenter.nimh.nih.gov/spanish.cfm

También puede comunicarse por teléfono, fax o correo electrónico:

Instituto Nacional de Salud Mental
División de Recursos de Información  y Averiguaciones
6001 Executive Boulevard, Suite 8184, MSC 9663
Bethesda, MD 20892-9663
Teléfono gratuito: 1-866-615-6464
Fax: 301-443-4279
TTY: 301-443-8431
Correo Electrónico:
nimhinfo@nih.gov

Consejos sabios...
Sugerencias para hacer frente a la depresión

La depresión puede hacerle sentirse exhausto, sin valor, indefenso y sin esperanza. Los pensamientos y sentimientos negativos pueden hacer que algunas personas sientan que se están rindiendo. Es importante darse cuenta de que esta visión negativa forma parte de las características de la depresión y no refleja las circunstancias reales. Los pensamientos negativos empezarán a borrarse con un tratamiento efectivo. Entretanto:

No se proponga hacer grandes tareas, sino divídalas en pequeños pasos, fije algunos como prioridad y haga los que usted pueda.
Trate de estar con otras personas y confiar en alguien; por lo general es mejor que estar solo.
Participe en las actividades que hacen que usted se sienta mejor. El ejercicio leve, ver películas, juegos de pelota, o participar en actividades religiosas, sociales, o de otro tipo puede ayudar.
Tenga en cuenta que su estado de ánimo va a mejorar gradualmente. Sentirse mejor lleva un poco de tiempo. Las personas rara vez superan la depresión repentinamente, pero pueden sentirse un poco mejor día a día.
Posponga las decisiones importantes hasta que haya salido de la depresión. Antes de tomar una decisión importante, como cambiar de trabajo, casarse o divorciarse, discuta el tema con otras personas que lo conozcan bien para obtener un criterio más objetivo de su situación.
Recuerde, según su depresión responde al tratamiento, los pensamientos positivos reemplazarán los pensamientos negativos que forman parte de la depresión.
Deje que su familia y amigos lo ayuden.

Fuente: Instituto Nacional de Salud Mental

Ir arriba
 

[ Contáctenos ¦ Política de privacidad ¦ Descarga de responsabilidad ¦ Accesibilidad a la información ]

N I H logo - link to the National Institutes of Health

Institutos Nacionales de Salud (NIH)
9000 Rockville Pike
Bethesda, Maryland 20892

    H H S logo - link to U. S. Department of Health and Human Services

Departamento de Salud
y Servicios Sociales