This web site was copied prior to January 20, 2005. It is now a Federal record managed by the National Archives and Records Administration. External links, forms, and search boxes may not function within this collection. Learn more.   [hide]
ZONA HOGAR traído a usted por Ginnie Mae

La Imagen de la Flecha hacia la IzquierdaPágina Principal | Tome un Viaje | Ayuda | Mapa del Sitio| Declaración de Confidencialidad

Estímulo para el cerebro

Historias Maravillosas
Salón de Juego
Estímulo para el cerebro
Pizarra
La Imagen de la Etiqueta Contigua
Desarrolle su Mente Datos Maravillosos Glosario Calculadora

El Valor de ser Propietario de su Hogar

Todos los años más y más personas están comprando hogares en lugar de alquilarlos.

¿Cuál es la diferencia?

Alquilando

Cuando alquila, usted paga una cierta cantidad de dinero todos los meses a un dueño que es propietario de la propiedad. En cambio, el dueño le permite vivir allí. Usted también puede que tenga que pagar un depósito de seguridad. Éste es el dinero que el dueño guarda hasta que usted se vaya. Se usa en ese momento para cubrir cualquier daño que usted pudiera haber causado. Si usted tiene animales domésticos, usted puede que tenga que pagar un depósito adicional.

Normalmente, cuando usted alquila un lugar, usted firma un contrato de arrendamiento por cierto período de tiempo. La mayoría de los arrendamientos son por un año. El contrato de arrendamiento cubre cuánto usted paga por mes, penalides por pagos tardes, las políticas sobre si usted puede tener animales domésticos, y otras cosas. Alquilar tiene algunas ventajas. Una ventaja es que el dueño es normalmente responsable por el mantenimiento de la propiedad. Por ejemplo, alguien que alquila un lugar es posible que no tenga que cortar el césped o reparar un calentador de agua roto.

También, alquilar tiene algunas desventajas. Un arrendatario no puede pedir or decir nada sobre la propiedad. Por consiguiente, el dueño no le puede permitir pintar a un color diferente las paredes o tomar otras decisiones sobre la propiedad. El dueño podría vender la propiedad y usted tendría que mudarse. No importa cuánta renta paga usted, usted nunca será propietario de la propiedad.

Propietario de hogar

La mayoría de las personas que compran sus hogares no pueden pagar por ellas totalmente - ellos tienen que pedir dinero prestado a un banco u otra institución financiera.

Cuando usted está comprando una casa, usted obtiene un préstamo que le exige que haga los pagos de la hipoteca mensuales a la institución que le prestó el dinero. Los préstamos son durante mucho tiempo - frecuentemente hasta 30 años. Aunque eso parece ser muchisimo tiempo, al final del período, usted será el propietario de su hogar totalmente y nunca más tendrá que hacer un pago de la hipoteca nuevamente.

Hay muchas ventajas de ser propietario de una casa. Una de las ventajas principales es que usted obtiene un alivio de los impuestos si usted está comprando una casa. Esto significa que usted obtendrá un crédito en su declaración de impuesto que usted no obtendría si usted estuviese alquilando.

Otra ventaja importante es que cuando usted está comprando una casa, usted está acumulando capital. El capital es la diferencia entre el valor de la casa y cuánto usted debe en él. Aquí se muestra un ejemplo. Digamos que usted compró un hogar hace 3 años por $100,000 y su préstamo hipotecario es $80,000. La casa hoy día está estimado en $110,000. Usted tiene $30,000 de capital ($110,000 - $80,000 = $30,000). El capital es bueno porque lo ayuda a mejorar su capacidad financiera.

Quién puede ser propietario de un hogar

Usted puede estar preguntándose si usted o su familia pudieran ser propietarios de un hogar un día. ¡La respuesta es sí! Antiguamente, no todos podian ser propietarios de sus viviendas. Por ejemplo, al principio del siglo 20 era muy difícil comprar un hogar.

Pero estos días, casi cualquiera puede ser propietario de un hogar.

Volviéndose un propietario

El primer paso en convertirse en propietario de un hogar es encontrar un hogar que le guste. Puede empezar leyendo los anuncios de ventas en el periódico. Otra manera es buscar letreros de venta, alrededor de su ciudad.

Finalmente, usted probablemente se encontrará con un agente de bienes raíces que le encontrará la propiedad que le guste en el barrio de su preferencia. El agente también le ayudará a hacer una oferta en la propiedad, encontrar el financiamiento de su hogar, firmar un contrato, y negociar la mejor transacción.

La mayoría de las personas no pueden pagar la casa en efectivo. Un propietario probable tendrá que pedir un préstamo conocido como una hipoteca. Los bancos y otras instituciones financieras, tal como las cooperativas de crédito le prestan dinero a las personas para las hipotecas. Para obtener una hipoteca, usted tendrá que demostrar algunas cosas al prestamista. Esto es conocido como calificar. Usted tendrá que mostrar que tiene la suficiente edad para comprar una casa, que tiene un buen trabajo y una buena reputación pagando cuentas a tiempo. Usted también tendrá que mostrar que usted puede pagar por la casa y que tiene suficiente dinero para pago al contado - una proporción de la cantidad que desea pedir prestada. Solicitar un préstamo y obtener la aprobación puede tomar más de un mes.

¡Pero si todo sale bien, usted obtiene el préstamo! Después de eso, usted asistirá a lo que se conoce como una conferencia de cierre con las personas que están vendiendo la casa. La conferencia de cierre que normalmente se celebra en la oficina de un abogado es donde el comprador y el vendedor firman los documentos que cambian la propiedad de la casa.

Seleccione otra sección:


Regresar Al Principio

Los pasos a ser propietario de su hogar

  1. Encuentre un hogar que le guste
  2. Haga una oferta
  3. Firme un contrato
  4. Negocie para la mejor transacción 
  5. Solicite una hipoteca
  6. Obtenga la aprobación
  7. "Cierre"
  8. ¡Instálese!


    Regresar al principio

Zona HogarPagina Principal para Ginnie Mae