This web site was copied prior to January 20, 2005. It is now a Federal record managed by the National Archives and Records Administration. External links, forms, and search boxes may not function within this collection. Learn more.   [hide]
Omita y vaya al Contenido
MedlinePlus Información de Salud para Usted Los ee.uu. L a Biblioteca nacional de la MedicinaLos Institutos nacionales de la Salud
Contáctenos FAQs - Preguntas Más Frecuentes índice Sobre MedlinePlus
English Página Principal Temas de Salud Medicinas Enciclopedia Médica Tutoriales Interactivos Noticias

 

Enciclopedia médica en español

Otros temas:  A-Ag  Ah-Ap  Aq-Az  B-Bk  Bl-Bz  C-Cg  Ch-Co  Cp-Cz  D-Di  Dj-Dz  E-Ep  Eq-Ez  F  G  H-Hf  Hg-Hz  I-In  Io-Iz  J  K  L-Ln  Lo-Lz  M-Mf  Mg-Mz  N  O  P-Pl  Pm-Pz  Q  R  S-Sh  Si-Sp  Sq-Sz  T-Tn  To-Tz  U  V  W  X  Y  Z  0-9 

Impotencia

Version para imprimirEnviar esta página a un amigo
Contenido:

Imágenes

Anatomía reproductiva masculina
Anatomía reproductiva masculina

Nombres alternativos    Volver al comienzo

Disfunción eréctil; Impotencia; Disfunción sexual masculina

Definición    Volver al comienzo

Es la incapacidad de lograr o mantener una erección del pene que sea lo suficientemente firme para el coito. Es posible que el hombre no pueda lograr una erección en absoluto o que la pierda durante el coito antes de estar listo.

Consideraciones generales    Volver al comienzo

Los problemas de erección son comunes en los hombres adultos. De hecho, prácticamente todos los hombres experimentan una dificultad ocasional para lograr o mantener una erección. En muchos casos, es una condición temporal que desaparece con poco o sin tratamiento. En otros casos puede ser un problema progresivo que puede dañar la autoestima del hombre y afectar su relación de pareja y, por lo tanto, requiere tratamiento.

Si un hombre tiene dificultad para lograr o mantener una erección más del 25% de las veces, se considera un problema.

En el pasado, se creía que los problemas eréctiles estaban "todos en la mente del hombre". Generalmente los hombres recibían un consejo que poco ayudaba, tal como "no se preocupe" o "simplemente relájese y se le va a pasar solo". En la actualidad, los médicos creen que cuando el problema no es pasajero o no se soluciona solo, generalmente la causa son factores físicos.

Una forma de saber si la causa es física o sicológica es determinar si el hombre tiene erecciones nocturnas. Normalmente, los hombres tienen entre 3 y 5 erecciones por noche, cada una de las cuales se prolonga por 30 minutos. El médico puede explicarle al paciente cómo practicar una prueba para averiguar si tienen la cantidad normal de erecciones nocturnas.

En la mayoría de los hombres, las dificultades eréctiles no afectan el deseo sexual.

La eyaculación precoz (cuando el orgasmo llega rápidamente y no satisface a los dos compañeros) es diferente de la impotencia. La pareja debe buscar asesoría para este problema, que, por lo general, se debe a factores sicológicos.

La infertilidad masculina también es muy diferente de la impotencia. Un hombre que no es capaz de mantener una erección puede tener un desempeño perfectamente normal en otras situaciones y puede ser muy capaz de producir espermatozoides suficientes que pueden fertilizar a una mujer. Un hombre infértil puede ser capaz de tener relaciones sexuales con normalidad, pero puede ser incapaz de engendrar un hijo debido a problemas con el conteo, la calidad de los de espermatozoides u otros factores.

Causas comunes    Volver al comienzo

Para alcanzar una erección se requiere la interacción de la mente, los nervios, las hormonas y los vasos sanguíneos. Cualquier cosa que interfiera con el proceso normal puede representar un problema. Entre las causas comunes se incluyen:

Los problemas con la erección tienden a ser más comunes a medida que se envejece, pero pueden afectar a un hombre a cualquier edad y en cualquier momento de la vida. Las causas físicas son más comunes en los hombres más mayores, mientras que las sicológicas son más comunes en los más jóvenes.

Cuidados en el hogar    Volver al comienzo

Para muchos hombres, puede ser útil realizar cambios en su estilo de vida que hasta pueden resolver las dificultades eréctiles.

Es probable que las parejas que no puedan comunicarse tampoco puedan hacer el amor. A los hombres que tienen problemas para hablar de sus sentimientos les puede resultar difícil compartir con su pareja cualquier motivo de ansiedad sobre su desempeño sexual. Si el hombre se reserva las preocupaciones, es más probable que pierda la erección. Los hombres que no pueden expresar y resolver los sentimientos de enojo o frustración hacia su pareja pueden estar retrayendo la erección como un arma en el marco del conflicto. En estas circunstancias, el asesoramiento puede ayudar mucho a ambos integrantes de la pareja.

Si los problemas con la erección parecen tener origen en un medicamento que se está tomando por una condición no relacionada, se debe consultar con el médico. Es posible que el hombre se beneficie con una reducción de la dosis o cambiando a otra droga con la misma acción pero sin este efecto colateral. NO se debe modificar ni interrumpir la medicación sin antes consultar con el médico.

Se recomienda hablar con el médico si los problemas eréctiles están relacionados con el temor de problemas cardíacos recurrentes: las relaciones sexuales generalmente son seguras en estas circunstancias.

Se debe llamar al médico si    Volver al comienzo

Se debe llamar al médico si:

Se debe llamar al médico de inmediato o presentarse en la sala de emergencias más cercana si el paciente está tomando una medicación para los problemas eréctiles y se experimenta una erección no deseada o dolorosa que se prolonga por más de una hora. De lo contrario, se puede sufrir de impotencia permanente o se puede producir otro daño perdurable en el pene.

Lo que se puede esperar en el consultorio médico    Volver al comienzo

El médico realizará un examen físico, que probablemente incluya una revisión de la circulación, examen rectal, neurológico y del pene.

Para ayudar al diagnóstico de la causa, el médico hará preguntas sobre los antecedentes médicos, tales como:

Entre los exámenes que se pueden realizar se encuentran:

TRATAMIENTO

Depende de la causa; por ejemplo, si el origen del problema es un desequilibrio hormonal, se prescribirán medicamentos para corregir este trastorno endócrino subyacente. Se debe consultar con el médico para obtener la evaluación y tratamiento adecuados.

En la actualidad existen muchas alternativas terapéuticas que incluyen medicación, inyecciones en el pene, el dispositivo de constricción por vacío y cirugía que incluye prótesis peneanas. Para tratar de modo efectivo la disfunción eréctil, el paciente debe tener conciencia de y sentirse cómodo con los posibles efectos secundarios y complicaciones que puede acarrear cada opción terapéutica.

El sildenafil (Viagra) es un medicamento que se toma por vía oral para las dificultades eréctiles de leves a moderadas ya sea de origen físico o sicológico. Generalmente se necesita estimulación sexual (visual, verbal o táctil) para que comience una erección. Si bien el sildenafil se ha vuelto extremadamente popular, no es una "panacea", no es un afrodisíaco (es decir, no potencia el deseo sexual) ni tampoco las erecciones si el hombre que lo toma no es impotente, y TIENE efectos secundarios. NO se debe solicitar en línea ni utilizarse sin consultar antes personalmente con un médico. El sildenafil no se debe utilizar junto con ciertas otras medicaciones.

Los hombres que toman nitroglicerina por enfermedades del corazón (ya sea en tabletas, rocío o parches) NO deben tomar sildenafil. Cuando se combinan los dos medicamentos pueden bajar la presión sanguínea de modo significativo. Algunos hombres han muerto por combinar el sildenafil con la nitroglicerina.

Desde a aparición del Viagra en el mercado, se ha aprobado una droga nueva llamada vardenafil (Levitra) y se están desarrollando otras nuevas.

Si la medicación oral no da resultados, se dispone de varios parches o medicamentos inyectables (se inyectan directamente en el pene con una aguja). Se puede prescribir testosterona ya sea administrada con un parche cutáneo o una inyección, especialmente si el problema está relacionado con la edad. El alprostadil, que se inyecta en el pene o se inserta en gránulos, mejora el flujo sanguíneo como el sildenafil, pero se absorbe menos cantidad en la corriente sanguínea. Por lo tanto, puede tener menos efectos colaterales.

Actualizado: 8/10/2001

Versión en inglés revisada por: David R. Knowles M.D., Department of Urology, New York-Presbyterian Hospital Columbia Campus, New York, NY. Review provided by VeriMed Healthcare Network.
Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

adam.com logo
A.D.A.M., Inc. está acreditada por la Comisión Norteamericana de Certificación de la Atención Médica (American Accreditation HealthCare Commission, URAC: www.urac.com). La acreditación de la URAC es la primera en su género y requiere el riguroso cumplimiento de 53 estándares de calidad e integridad, verificados por un comité auditor independiente. A.D.A.M. es una de las primeras empresas prestadoras de información y servicios de salud en la red que ha logrado esta prestigiosa distinción. Para conocer más sobre el comité de editores de A.D.A.M., diríjase http://www.adam.com/urac/edrev.htm. A.D.A.M. es también uno de los miembros fundadores de la Junta Ética de Salud en Internet (Health Internet Ethics, o Hi-Ethics: www.hiethics.com) y cumple con los principios de la Fundación de Salud en la Red (Health on the Net Foundation: www.hon.ch).

La información que aquí se presenta no debe utilizarse para casos de emergencia médica ni para realizar diagnósticos o tratamientos de enfermedad o condición médica alguna. Se debe consultar a un médico calificado para el diagnóstico y tratamiento de cualquiera y de todos los problemas médicos. Si vive en los Estados Unidos, llame al 911 para todas las emergencias médicas. A.D.A.M. no se responsabiliza ni garantiza la exactitud, fiabilidad, integridad, actualidad o puntualidad del contenido, texto o gráficos. Se proporcionan hipervínculos hacia otros sitios web para información solamente, mas no como respaldo o estrategia de promoción de dichos sitios. Derechos de autor 2002, A.D.A.M., Inc. Cualquier reproducción o distribución de la información aquí presentada está estrictamente prohibida.