This web site was copied prior to January 20, 2005. It is now a Federal record managed by the National Archives and Records Administration. External links, forms, and search boxes may not function within this collection. Learn more.   [hide]
Embajada de los Estados Unidos de América  |  Bogotá, Colombia Buscar:
 
La Embajada | Temas bilaterales | Prensa | Recursos electrónicos | Preguntas frecuentes | Sobre EE.UU. | Consular | Contáctenos
SOBRE EE.UU.
Agricultura
Artes
Datos básicos
Economía
Educación
Geografía
Historia
Literatura
Periodismo
Sistema judicial
Sistema político

Página principal

  Actualizada: 28/X/04

Elecciones en EE.UU.


La elección presidencial en 2004

Los candidatos
Los "caucuses"
El Colegio Electoral
Las convenciones políticas
El cubrimiento de campañas políticas
Los debates presidenciales
Las elecciones presidenciales en 2000
Las encuestas
La financiacion de las campañas
Guía electoral de 2004
Los medios de comunicación y las elecciones
Los partidos
La política exterior
Las primarias
Sobre las elecciones
Los temas económicos
El voto de los nuevos ciudadanos
El voto femenino
El voto latino

El Colegio Electoral

La Constitución de Estados Unidos establece claramente la forma cómo el presidente y vicepresidente son elegidos. Cada estado escoge, por elección popular, un grupo de electores igual al número total de miembros que lo representa en el Congreso. Los electores de los 50 estados y el Distrito de Columbia (un total de 538 personas) constituyen lo que se conoce como el Colegio Electoral. Poco después de la elección popular, los electores se reúnen en las capitales de los estados para votar por presidente y vicepresidente. Generalmente, cada elector vota por el candidato que haya recibido el mayor número de sufragios populares en su respectivo estado.

Para salir elegido, un candidato a la presidencia debe obtener la mayoría absoluta de los votos electorales (270). Si ninguno de los candidatos obtiene la mayoría requerida, la Constitución establece que la Cámara de Representantes (por ser la parte del Congreso más cercana al pueblo) debe elegir al presidente entre los tres aspirantes con más alta votación, con el voto unánime de los miembros de cada estado. En ese caso, a cada estado y al Distrito de Columbia se les asigna un sólo voto y nuevamente es necesario que uno de los candidatos obtenga la mayoría para quedar elegido.

Aunque el voto para elegir presidente en Estados Unidos es secreto, no lo es cuando se trata de la mayor parte del Colegio Electoral. Cuando los electores se reúnen en las legislaturas de sus respectivas capitales de estado en diciembre del año de las elecciones presidenciales, todo se lleva a cabo en público. Hay excepciones en siete de los 50 estados, donde el voto de los electores es secreto.

Los electores tienen que firmar varios documentos, así como los formularios de su voto, y luego declarar públicamente el nombre del candidato por el cual votarán para presidente de Estados Unidos. La selección de los electores se hace basándose en la lealtad al partido, y se espera que apoyen al candidato presidencial de su partido. Aunque no es ilegal dejar de hacerlo, sería una traición a la confianza depositada en el elector. En elecciones presidenciales anteriores, ha habido unos pocos casos en cuales los electores inesperadamente cambiaron sus votos, pero éstas fueron expresiones de protesta sin trascendencia, ya que el resultado de las elecciones era inevitable.

Acerca de la posibilidad de eliminar el Colegio Electoral debido a la diferencia de resultados con el voto popular nacional, sería políticamente imposible ya que requeriría la aprobación de ambas cámaras del Congreso y de 38 de los 50 estados. Eso no sucederá porque los estados más pequeños, que son la mayoría, perderían su fuerza en el proceso de selección, frente a los estados más grandes y menos numerosos. Sin embargo, entre las modificaciones del sistema podría cambiarse, en un número mayor de estados, de la norma actual, según la cual se asignan al ganador todos los electores, a un sistema proporcional basado en el voto presidencial popular en cada distrito congresional.